domingo, 15 de julio de 2018

Tenía siete años cuando mirando la sombra de la ampolleta en el techo, iluminada por la luz del pasillo,entendí que la vida era un entre tiempo, un paréntesis, de ahí en adelante no pude sacarme el peso de la mortalidad, todo mi presente,  mi seguridad(las de un niño de 7 años) se esfumaría como si nada, como todo. Ahora que los plazos ya no parecen ser muy largos, cuando se encogen más que estirar, el miedo ya no es amenaza, es una certeza, lo que tanto temía, se acerca a grandes trancos, entonces NO PUEDO  mantenerme tranquila, me estrangula, me apreta, me tritura la angustia existencial, soy un niño de 7 años en un cuerpo que envejece.

viernes, 13 de julio de 2018

Nunca me acuerdo quien decía, "este paísito de mierda...", no se si era Benedetti o Galeano, en fin,  ESTE Paísito de mieeeerdaaa, nuestro Chile, con una desigualdad social eterna, cuyos habitantes los menos, los que deciden en qué gastar y cómo, los que arriscan la nariz cuando por alguna mala jugada de su destino diario, deben subir a una micro o entrar a un lugar atestado de gente que seca su ropa en un brasero, o que se la puso húmeda porque sus casas SON húmedas, Probablemente crean que los gusanos que se deleitarán con sus restos serán más bonitos, esos que miran con desprecio a los que son distintos, a los que no fueron al mismo colegio ni son hijos del Flaco Irarrázabal o del pelao Subercaseaux, qué van a tener idea de los periplos que tuvo que pasar la nanita, para llegar a la pega, SU nanita, esa a la que los que se creen progres, les regalan la ropa que ya no usan, la de la temporada pasada, montando una escena que duele por lo patética, mujeres en masa con la moda de los comerciales del año pasado, volviendo a sus barrios a eso de las siete de la tarde cuando el cuerpo sólo pide un rincón donde tirarse y pensar en nada, una mano que acaricie los dolores del día,  con sus pelos mal teñidos color zanahoria, porque han aprendido que hay que ser rubia para parecerse al Chile winner,  al que sale en la tele, porque en la tele hasta los pobres tienen casas bonitas, nadie quiere saber que la transpiración es hedionda que aunque tu baño sea de revista de decoración se ensucia con los mismos desechos y huele igual, huele igual al baño de la casa de tu nana, al del chofer de la micro, al del profesor y al de los 17 y tantos millones de chilenos que parece que viven en nuestra larguirucha tierra..."No somos nada" repite a cada tanto un filósofo popular que conozco, no somos nada señorita me dice, cada vez que muere alguien, cada vez que ocurre una tragedia, y cuanta razón tiene, NO SOMOS NADA, dénse cuenta de una vez, NADIE ES MÁS QUE EL OTRO, nada quedará cuando el último depredador de tus restos haga su trabajo.

martes, 10 de julio de 2018







Ta la weámayol, te gustaba ese término desde aquella vez que lo leíste, se te quedó grabado, igual que ese dedo, que apuntando a la cámara hizo creer a muchxs que él era el indicado, que la pesadilla se acabaría y otros aires soplarían en nuestro país, el segundo estadista dijeron muchxs, y nah poh, se atrevió porque era parte de ese grupito que puede decidir y hacer lo que quiere, cuando quiera y a costa de lo que sea. Aquí estamos, han pasado años y LA COSA está peor, vamos en caída libre,
"Cuando seamos gobierno", repetía, con la serena certeza, de quien está seguro de que así será, mientras arreglaba sus cosas y las guardaba, luego de que le comunicaran que ya sus servicios no eran requeridos, dados los cambios suscitados con la llegada de nuevos dueños- Lo miré y le dije que eso no podía estar ocurriendo, No te preocupes contestó, estas cosas pasan....Cuando seamos gobierno, nos reiremos de esto, quédate tranquila niña.

Más sabe el diablo por viejo que por el título que ostenta, FUIMOS GOBIERNO, lo fuimos y con todas las ganas. "No somos fábrica de longanizas" vociferaba durante el día,  en la noche, calladito se iba haciéndose el leso, por la puerta trasera, "no les digas a las otras dos" me decía, cualquier cosa, me llamas que no te contestaré...cómo la mayoría de las cosas buenas, poco duró nuestro gobierno, se lo llevó la nueva visión de gerencia y de las autoridades que no estaban de acuerdo con su forma antigua de hacer prensa. Ahora el director a cargo, "pensaba" la portada jugando a la pelota a las 21 horas mientras el resto, o sea yo, esperaba que ojalá hiciera algún gol para poder por fin cerrar la puta página 1 que seguramente nada nuevo ofrecería pero haría creer al seudo futbolista que era pro, que era poderoso, y clever, mientras mi motivación se iba a la cresta junto con mi matrimonio...






















lunes, 25 de junio de 2018


“Pienso que tras esto que ocurrió van a haber cambios. esto sirvió para remecer a las personas, que somos seres humanos, no somos máquinas y que tenemos una familia. Encuentro que es inhumano lo que hicieron con ella. Hacer salir a una mujer de su casa en la madrugada, sola, sin ni una protección. No sé, pagar una van, algo. A morir nomás. Es triste, pero la necesidad te hace aceptar cosas así”, coincide María Inés. (aparece en The Clinic, hoy)




Luego de leer este párrafo, y de haber estado toda la semana espantada por las imágenes de los dos ecuatorianos violentados, humillados, atacados, etc.(no diré tortura) se me vienen a la mente todas las veces en que en nuestros lugares de trabajo hemos sido tratados como la última hilacha de una frazada vieja, me acuerdo cuando a la una, dos de la mañana debía apagar computadores, luces, asegurarme de que todas las ventanas quedaran cerradas, poner la alarma, las llaves en la puerta y esperar que el chofer del taxi fuera una persona responsable y a su vez, que su jefe fuera también una buena persona responsable, que no lo hiciera trabajar tres turnos seguidos, y que a causa de esto se quedara dormido manejando y casi nos diéramos vuelta en el camino a mi casa, llamar por adelantado al taxi también significó una llamada de atención de parte de mi jefe puesto que salía más caro, ya que el conductor debía esperarme un rato extra si yo no estaba lista. Cuando le comenté al Gerente que casi ocurre un accidente, me dijo que debí hablar, contar la situación, Por qué, me pregunto, hay que esperar que alguien muera o se accidente, para comenzar a tomar medidas de seguridad con los trabajadores?.

Muchas veces recaen en nuestros hombros responsabilidades que aceptamos por no perder la pega, mientras no recuperemos la humanidad, y el respeto por el prójimo, seguirán ocurriendo estos tristes y espantosos hechos, seguiremos siendo pisoteados por alguien que sólo piensa en los trabajadores como un tornillo más del engranaje, y no como un humano más.

miércoles, 20 de junio de 2018

Estoy segura que LA TOQUÉ! la toqué,  pude escuchar al Ester Roa entero Gritando GOOOOOl, de taquito me hubiera gustado, sí, me hubiera gustado...en fin, son las cosas del fútbol...habrá q zambullirse en la decepción, revolcarse en la frustración , sacudirse las plumas y seguir volando.

martes, 19 de junio de 2018

Cómo te digo que cambiarle nombre al edificio no borrará las injusticias ni los dolores ni las desigualdades, si creíste que con prohibir las bolsas plásticas el planeta se convertiría en una maravilla sustentable, mientras métale quitando tierras a los mapuche, métale violencia miércale a ver si estos indios entienden...cómo te explico? cómo te lo digo, nací en un cuerpo que no me identifica, me duele cuando me miro desnudx, cuando me veo partes que no me gustan, que me perdone Diosito pero esas partes no las siento mías, no me siento un ÉL me enfermo de tristeza cuando veo que no me aceptan con mis diferencias y nos quieren a todxs como un pequeño gran ejército de marionetas, de ovejas blancas, las negras son malas, no te unas a ellas que son mala junta,, mierda, cómo te lo digo?